Descubre la historia de la Torre del Oro y de la plata en el siglo XVII

La Torre del Oro y de la Plata en el siglo XVII

Antecedentes de la Torre del Oro y de la Plata

La Torre del Oro y la Torre de la Plata son dos de los monumentos más emblemáticos de Sevilla. Ambas torres se construyeron durante el siglo XIII con la finalidad de proteger la ciudad de las invasiones navales y se ubicaron en los extremos de la ciudad, en ambas orillas del río Guadalquivir.

La Torre del Oro fue construida por los árabes durante el siglo XIII y ha sido un faro, una prisión, una bodega y una aduana. Por otro lado, la Torre de la Plata fue construida como una fortaleza para defender la ciudad de Sevilla del río Guadalquivir.

La Torre del Oro en el siglo XVII

En el siglo XVII, la Torre del Oro fue utilizada como una de las torres de defensa m√°s importantes de la ciudad. Se colocaron all√≠ varios ca√Īones para proteger la entrada del Guadalquivir. Adem√°s, la torre tambi√©n se us√≥ para almacenar armas y municiones.

En este siglo, también se llevaron a cabo varias reformas en la torre. Se construyó un tejado nuevo para proteger la estructura de la lluvia y se colocaron escaleras interiores para acceder a las diferentes plantas. También se construyó un baluarte en la base de la torre para evitar que los barcos pudieran acercarse a la estructura.

La Torre de la Plata en el siglo XVII

A pesar de haber sido construida como una fortaleza, la Torre de la Plata no fue utilizada como defensa en el siglo XVII. En cambio, se utiliz√≥ para la vigilancia del r√≠o Guadalquivir y como una estaci√≥n de se√Īalizaci√≥n para los barcos que entraban en la ciudad.

En este siglo tambi√©n se llevaron a cabo varias reformas en la torre. Se construy√≥ una escalera interior y se construy√≥ una capilla dedicada a Nuestra Se√Īora de la Consolaci√≥n en la planta superior. En la planta baja se construy√≥ un almac√©n de p√≥lvora para los barcos que entraban en el puerto.

La restauración de las torres en el siglo XIX

En el siglo XIX, ambas torres fueron restauradas por el arquitecto sevillano Aurelio Gómez Millán. Se renovaron las fachadas y se llevaron a cabo algunas reformas en el interior de las torres.

En la Torre del Oro se construyó una escalera exterior para acceder a la terraza y se eliminaron las estancias interiores. En la Torre de la Plata se eliminó la capilla y se construyó un acceso exterior. También se eliminó el baluarte que estaba al pie de la torre.

La Torre del Oro y de la Plata en la actualidad

Hoy en día, ambas torres son sitios turísticos muy visitados en Sevilla. La Torre del Oro alberga el Museo Naval y cuenta con dos plantas dedicadas a la historia naval de la ciudad, desde los tiempos de los fenicios hasta la actualidad.

Por su parte, la Torre de la Plata est√° abierta al p√ļblico como un mirador desde donde se pueden disfrutar de vistas panor√°micas del Guadalquivir y de la ciudad de Sevilla.

Curiosidades de la Torre del Oro y de la Plata

  1. La Torre del Oro debe su nombre a la tonalidad dorada que reflejaba el sol en la época de su construcción.
  2. Se dice que durante la etapa romana la Torre de la Plata fue utilizada como aduana para el comercio fluvial.
  3. La Torre de la Plata fue utilizada como prisión durante el siglo XVII. Uno de sus presos más famosos fue el acaudalado comerciante sevillano Diego de Medina.
  4. La Torre de la Plata cuenta con una curiosa leyenda seg√ļn la cual se cree que debajo de la torre se encuentra enterrado un tesoro.

En definitiva, tanto la Torre del Oro como la Torre de la Plata son dos monumentos llenos de historia y misterio que no te puedes perder si visitas la ciudad de Sevilla.

Similar Posts